Cuál es el origen del conflicto entre Rusia y Ucrania, y cómo afecta a Latinoamérica?

IEXE Staff

Sabemos que Rusia es uno de los países más poderosos; también que es una nación que siempre ha intentado una expansión comercial, territorial y política, y que han mantenido una constante competencia en diversos ámbitos con Estados Unidos y China. Sin embargo, en las últimas semanas hemos tenido noticias internacionales de ellos, relacionadas con su país vecino: Ucrania ¿Cuáles son los datos básicos para pensar las posibilidades de un conflicto entre ellos?, ¿cuál es el origen de la disputa?, ¿cómo nos puede afectar en Latinoamérica? Responder a todas las preguntas es complejo pues todos los eventos políticos siempre tardan en dar a la luz los efectos positivos y negativos que puedan tener.

Podríamos decir, hasta cierto punto, que el origen del conflicto empezó hace más de treinta años, en 1991, cuando se disolvió la Unión Soviética y algunos de sus territorios se volvieron repúblicas independientes. De ellas, Ucrania contempló la posibilidad de unirse a la OTAN, lo que fue tomado como una amenaza por parte de Rusia.

Sin embargo, el problema como tal empezó en 2014 y se puede concentrar en dos eventos: la crisis de Crimea y la guerra del Donbás. La crisis de Crimea inició en febrero del mismo año, cuando el gobierno regional empezó un referéndum separatista y alteró su condición política. Los conflictos aumentaron entre ambos países cuando miles de ucranianos salieron a las calles para protestar en contra del presidente Viktor Yanukóvich en las calles de Kyev. Evidentemente, esto hizo claro para Rusia que el pueblo ucraniano no se encontraba en las mejores condiciones con el gobierno de su país. Es entonces cuando comenzaron los conflictos y Rusia introdujo a sus Fuerzas Armadas en la península, específicamente en la ciudad más poblada, Sebastopol

Por otro lado, tenemos la guerra de Donbás que inició el 6 de abril de 2014, en la que se disputó el territorio de Crimea, en ese momento anexado a Ucrania. Sin embargo hubo continuas protestas prorrusas, focalizadas principalmente en territorios como Donetsk y Lugansk. La guerra se mantiene hasta el presente, y es porque muchos de sus simpatizantes apoyan una anexión al territorio ruso, mientras que otros quieren mantener la independencia como repúblicas que habían logrado al caer la Unión Soviética.

Hasta ahora, hemos hablado sobre el origen de la disputa, sin embargo, esto nos permite tener un panorama y ver los elementos desde los cuales se pueden analizar los conflictos: por un lado, tenemos el territorio de Crimea, por el otro los conflictos de las repúblicas, y por otro los incentivos rusos para ganar poder. Estás tres aristas políticas también nos podrían hacer ver otras cuestiones económicas y de conflictos con la OTAN de las que hablaremos en otra columna de nuestro blog.

Sin embargo, no hemos contestado a una de nuestras interrogantes, ¿cómo afecta esto a latinoamérica? Primero, podríamos mencionar que Venezuela apoyó la guerra de Crimea cuando este país quiso adherirse a Rusia, cuestión con la que estaban en contra otros países como Estados Unidos. Por otro lado, para México, y muchos países con economía emergente de latinoamérica, el asunto deviene en cuestiones económicas, principalmente en el aumento de la inflación y el costo de los hidrocarburos. De acuerdo con el periodista Enrique Quintana, el petróleo Brent ha aumentado un 36 por ciento desde diciembre de 2021. Si seguimos importando petróleo, esto ocasionará una alza en los precios para el consumidor.

Por otro lado, hace unas horas (23 de febrero de 2022), el presidente Ruso inició la invasión a Ucrania. El conflicto ha empezado por una acción militar en la ciudad de Kiev, en la que han muerto decenas de personas, sólo en unas horas. A pesar de que hace unos días el mandatario había declarado la independencia de Ucrania, ha tomado la decisión y el parlamento la ha respaldado. 

De acuerdo con Putin, se busca una desmilitarización y una desnazificación, así como un apoyo para las organizaciones prorrusas que existen en Ucrania desde hace unos años. Mientras tanto, 27 miembros de la Unión Europea y la OTAN buscan resolver el conflicto aislando a Moscú, todo esto lo discutirán a través de una videoconferencia.

Estos son sólo algunos de los tantos factores que se pueden prever a partir del conflicto de Rusia con Ucrania. Aunque parezca que simplemente es la adhesión de un país a otro, comprender sus implicaciones económicas y políticas es muy complejo. Seguiremos en nuestro blog hablando sobre los conflictos y la afectación que pueden tener de manera internacional para intentar comprender nuestra actualidad.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tambien te podría interesar

Vínculos IEXE

Somos más que una universidad, conoce las razones.

Todos los derechos reservados IEXE 2022. Aviso de Privacidad

Cerrar ×
Cerrar ×