Internet y sus nada famosos guardianes

IEXE Staff1

Grandes masas de información se mueven cada segundo a través de las redes de fibra óptica que recorren el planeta, ingentes cantidades de esta que difícilmente pueden ser contabilizadas. Internet es un océano aterrador de datos ¿Qué tan grande es? ¿Cómo es que no nos perdemos al navegar en la web? y ¿Hay alguien que se encargue de organizar esta masa de información? 

En esta entrada daremos algunas respuestas y dejaremos varias preguntas más en torno a la manera en que internet existe y quienes ayudan a que sea funcional.

Primero, hablemos de qué tan grande es Internet. Hablar de Internet es hablar de enfrentarse a un inmenso océano de datos. Según Internet Live Stats(1) existen al momento 1,944,510,111 sitios web, y éstos siguen incrementándose cada segundo. Los datos de CISCO(2) anunciaban la llegada del ZettaByte (ZB), es decir es 1021 o 1,000,000,000,000,000,000,000 bytes; y en 2020 logramos la nada despreciable cantidad 16 ZB. Tan solo el universo observable con todas sus estrellas es de algo así como 25 ZB, en pocas palabras, Internet es inmenso.

Pero, ¿si quisiéramos mapear Internet de una manera más gráfica? Pues el sitio Opte Project(3) busca justamente eso, crear un mapa de Internet. Su mayor logro ha sido su mapeado de todas las conexiones y sus distancias entre los múltiples servidores del mundo y los accesos de miles de millones de usuarios. Yendo un paso todavía más lejos, The Guardian(4) calculó el peso de Internet, no en datos sino en materia, es decir cuánto pesa Internet realmente. Con la ayuda del método Russel Seitz (que puntúa los valores de los protones en el intercambio de información) lograron calcular que, en 2008, el Internet pesaba unos 45 gr, hoy pesa más de una tonelada

Así queda claro que Internet es enorme, entonces ¿Cómo es que no nos perdemos al navegar en la web? la respuesta está en los Domain Name System (DNS)(5) estos son códigos que se asignan a las direcciones de los sitios, es decir un índice, una serie de números que dirigen directamente a un solo sitio web. Debido a que la mente humana no está hecha para recordar series de números diferentes para cada sitio web, los DNS asignan un valor alfabético, las que conocemos como direcciones web. Por ejemplo, la IP de los servidores de la página web de IEXE responden a la dirección 64.251.25.26, gracias a los DNS’s en vez de aprendernos este número, podemos acceder a la página web usando: www.iexe.edu.mx

Entonces, estos números garantizan que no nos perdamos en Internet pero el proceso no es automático, los DNS son asignados por corporaciones, en realidad por una ONG, lo que nos lleva a la última pregunta ¿Hay alguien que se encargue de organizar esa masa de información? la respuesta es sí, y su nombre es ICANN(6), esta es la ONG que se encarga de asignar los DNS a cada uno de los sitios web. Puede que su función parezca la de un gran almacén o librería pero es mucho más importante y su manera de actuar tiene más parecido con una película de ciencia ficción o espías. 

Para empezar si ésta no existiera, la Internet sería un verdadero caos para los usuarios, funcionaría diferente en cada región del mundo y  nadie tendría certeza de la autenticidad de los sitios o la manera de llegar a ellos. Así, la ICANN se encarga de asignar los DNS proporcionando a los internautas las rutas correctas para navegar. 

La manera en que ejecuta esto es cuando menos interesante. Existen 14 llaves maestras que brindan el acceso a una serie de cajas de seguridad que contienen la información de los DNS, éstas están repartidas entre 14 “guardianes” de ICANN (1 titular y un suplente) que se encargan de custodiarlas y brindar soporte a los trabajos de la ONG(7). Además, estos guardianes de las llaves se reúnen cuatro veces al año para brindar soporte a los DNS en una tarea en extremo regulada, que es guionizada y distribuida para que observadores puedan estar al tanto de alguna irregularidad al acceder a las cajas de seguridad. Las reuniones son grabadas y transmitidas en cada ocasión por Internet, puedes verlas aquí(8).  

Sin estos guardianes, o si ellos de alguna manera perdieran el control de las llaves, la Internet sería muy difícil de sostener. Básicamente, la persona en control de éstas podría reasignar los sitios, cambiar las direcciones y hacer que cualquiera visite páginas fraudulentas o engañosas.

Dado que Internet es tan importante, tan grande y tan complejo, la Ciencia de Datos se presenta como una de las herramientas más poderosas en la actualidad, para brindar estabilidad y seguridad. Por ello más profesionistas enfocados en esta área son necesarios; de hecho la propia ICANN siempre está aceptando solicitudes para unirse a colaborar en la organización y la protección de Internet.

(1)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tambien te podría interesar

Vínculos IEXE

Somos más que una universidad, conoce las razones.

Todos los derechos reservados IEXE 2022. Aviso de Privacidad

Cerrar ×
Cerrar ×